Excusas

Es un ejercicio que hago todos los días, incluso antes de abrir los ojos. Me ayuda a despertarme, a recuperar la lucidez. Lo primero es más bien un juego: trato de adivinar como estará el clima. Sí escucho lluvia, la historia a lo mejor viene por ahí. Me entró agua al departamento. Me olvidé la…

Defectos

Soy pésimo cebando mate. No sé ni me interesa cocinar. Vuelco todo lo que estoy tomando. Rompo las zapatillas porque pateo piedritas en la calle. No sé bailar. Me siento incómodo en los boliches. Me acuerdo de todo nivel psycho. Disfruto más un caño que un gol. Odios los juegos de mesa y me aburren…

Cajones

Mi mamá encontró esto de casualidad, ayer, mientras ordenaba un cajón. Está escrito sobre la tapa de una caja de whisky. La letra inconfundible, el corazón como tinta. Esto pensaba mi Abuelo Eduardo de mi papá. El suegro le escribía al yerno. Un día como hoy, pero veinte años atrás. Allá, por algún espacio de…

Clarobscuro

A veces pienso que la sombra me queda demasiado cómoda. Que si la vida pudiera vivirse desde la humedad del rincón en el que nadie repara, sería más exitoso. Te digo esto como al pasar, despreocupado, pero no encuentro en vos el efecto deseado: veo en tus ojos que confundís los motivos de esta cena…

Piratas

Marcos es virgen. Lo sé. Nunca se lo pregunté, nunca me lo dijo. Solo sé que es así. Todos lo sabemos. No hay nada de malo con eso, aclaro. Él sabe que todos sabemos y agradece que es un tema que no tocamos. Creo que en el fondo él valora nuestro tácito apoyo, el sonoro…

‘Bohemian Rhapsody’: ¿Quién quiere vivir para siempre?

No soy imparcial. Desde que me dedico al periodismo intento perseguir la objetividad, con algún que otro éxito. Creo que, por momentos, lo consigo. En la política, en el fútbol, bah. Esas boludeces. Hasta anoche creí que también con el cine. Pues no. Porque Bohemian Rhapsody me hizo llorar. No una, ni dos veces. Más….

Billetes

Si fuera por Sarmiento, vos y yo estaríamos muertos. Mejor dicho, tal vez no existiríamos. El padre del aula, el máximo responsable de la educación pública, nos odiaba. Despreciaba al negro, al gaucho, al aborigen; flotaba feliz en el Congreso, cuando se encontraba lejos de las clases bajas. Manuel Belgrano, por caso, abandonó un hijo….

Reflejo

Me gusta lo que veo. Peso menos de lo que esperaba. Por primera vez en no sé, diez años, pienso en sacarme una foto sin remera. Ensayo una pose en el espejo. Me parece casual, medida, acertada. Se nota la diferencia, se ven los tatuajes y las cicatrices que siempre reservo. Mola, me gusta lo…

Urna

Resulta que mi abuelo Eduardo amaba a su suegro Luis y viceversa. Se querían mucho y profesaban mutua admiración, sea por su sencillez como por su profundidad. Forjaron una hermosa relación que así se mantuvo hasta aquel caluroso enero del 99’, cuando el segundo falleció. No titubeó su cariño ni siquiera cuando al bisabuelo Luis…

Finta

Es un recurso que tenía, como una finta para salir gambeteando en una baldosa de situaciones hostiles. Trataba de no gastarlo, de reservarlo para momentos especiales, oscuros, íntimos. En la medida que lo contemplaba, al son de unos pensamientos cada vez más filosos, podía sentir una luz apagándose en su interior, una sombra que crecía…

El Último Gran Héroe

Entre las pocas cosas que arrastro de mi infancia hasta estos días (además del enorme baúl de recuerdos inservibles y no tanto del que ya hablé en alguna que otra oportunidad) está la profunda admiración por mi viejo. Por supuesto, ya no son las mismas cosas las que motivan: por aquellos días me generaba mucho…

Santiago

CARTA PARA MI PAPÁ Y MI MAMÁ ¿Y si Santiago era yo? Hola viejos, ¿Cómo andan? Les escribo a ustedes porque no sé a quién hacerlo. Les escribo porque la tormenta de anoche me trajo recuerdos. Capaz que lo mismo les pasó a ustedes. ¿Se acuerdan que pasaba cuando yo andaba en la calle y…